Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2015

El final de ETA. De Luis García Montero en infoLibre.


El ministro del Interior es el hombre más añejo de España. Cadavez que veo en televisión al señor Fernández Díaz, siento que vuelvo a la España en blanco y negro de los años sesenta. Más que un informativo de actualidad, me parece asistir a un reportaje del NODO, y las palabras se llenan de naftalina, de olor a ropa vieja,como de político que habla en la puerta de una iglesia.

Hubiera sido muy difícil encontrar un actor más adecuado para desempeñar su papel cuando habla de los peligros de la inmigración, del cumplimiento de la ley, de multas y mordazas.Todo son malas noticias, miedos y manos duras. Todo es tristeza y ceniza. Todo una pena infinita, una lágrima bajo palio. Por eso resultó tan poco creíble su cara de circunstancia amarga cuando nos anunció a principios de esta semana el final de ETA. Me atrevo, dijo, a anunciar el desmantelamiento final de ETA. Hay políticos que se atreven a casi todo.

A la historia de España pertenecen los bárbaros atentados de ETA, la crueldad de los asesinos que han puesto bombas, han apretado el gatillo sobre la nuca de la víctima o han participado en la violencia de la banda armada. A la historia de España pertenece también la indignidad de los gobernantes que han manipulado el dolor para sacar beneficios electorales o, incluso, para olvidarse del Estado de Derecho.

La violencia de ETA provocó muchas veces que saliera lo peor de nosotros mismos, y no hablo del miedo, sino del autoritarismo que se oculta en la indignación y que tiende a confundir la justicia con la venganza o el remedio con la indecencia. El premio gordo, claro está, se lo llevó el famoso Señor X que encontró hueco en sus ocupaciones de hombre de Estado nacional e internacional para dar el visto bueno a la tortura y a los asesinatos del GAL, una banda formada por mercenarios y policías. La democracia necesita también sus cloacas y los padres de la patria sus venenos.

Pasando del delito a la tristeza, fue lamentable que el PSOE y el PP aprovecharan los crímenes en beneficio del bipartidismo y excluyeran de sus pactos a las demás organizaciones. Sustituyeron el acuerdo parlamentario que había y la unidad de todos los demócratas contra la violencia por la escenificación del abrazo entre los dos Grandes de España. El terror facilitó así una justicia sin independencia, una economía sin debate y una política pactada por las élites.

Esperemos que esta experiencia no sea un anticipo de lo que puede facilitar ahora el debate sobre el independentismo catalán. El resultado final de tanto humo de identidad quizás sea elabrazo de una gran coalición entre PSOE y PP en el próximo Gobierno.

Pero la verdad es que el PP es poco leal en sus pactos. Rompió cada vez que pudo la unidad bipartidista contra el terrorismo y se convirtió en el único propietario de la lucha contra ETA. Su tendencia a la manipulación no tuvo límites. Todo el que no militase en el PP era sospechoso. Según la coyuntura, no ha sentido ningún pudor en acusar de colaboración con la banda terrorista a José Luis Rodríguez ZapateroGaspar Llamazares o Pablo Iglesias.

Por este camino llegó a la ignominia el día en el que quisomanipular el atentado del terrorismo islámico en la estación de Atocha. Con 191 cadáveres y 1500 heridos en las calles de Madrid, y con los primeros informes oficiales de la policía indicando el origen verdadero, el Gobierno del PP empezó a llamar a las embajadas, los directores de periódico, las cadenas de radio y televisión y los organismos internacionales para asegurar que se trataba de ETA. Encontró colaboración y brindó desde los medios (desde algunos). España es un país podrido civilmente porque los responsables de este tipo de fechorías no sienten la obligación de dimitir ni de la política, ni de la prensa.

El PP ha mentido, ha puesto querellas y ha interferido en el trabajo profesional de las fuerzas de seguridad. El PP dificultó el esfuerzo de la sociedad civil y de otros partidos, ese esfuerzo que desembocó felizmente en el fin de ETA durante el ministerio de Alfredo Pérez Rubalcaba. La manipulación electoralista importaba más que el cese de la violencia. Por eso el PP sólo ha aceptado el adiós de la banda cuando este falso final sólo es una treta más de su electoralismo.

El ministro Fernández Díaz se ha atrevido ahora a certificar el final de ETA. Es desde luego un gran éxito. Con la tristeza del ministro, la algarabía alegre del falso plebiscito catalán y las elecciones generales de diciembre, se corre el peligro de que pase desapercibida la importancia de este gran éxito. Así que yo me apresuro a brindar.

domingo, 27 de septiembre de 2015

HOMENAJE A LUPI.







Fue una noche mágica y muy especial. El Lupi disfrutó tanto o más que nosotros.
La tarde empezó con un partido de fútbol entre sus amigos,que nos reímos mucho, todos con el número 12 y su nombre. Antes de empezar le hicieron entrega a Alicia de un ramo de flores.
Después comimos jamón y choto y había cerveza y vino.
Y, por último, la actuación especial de Alpujarra Libre, con la participación de todos los espontáneos que quisieron, incluidos Larry y Juani Pilladuros en la batería y los cantes a capela de Emilio. Fueron apareciendo todos los componentes que han pertenecido a la banda... Fue como un ensayo a pié de calle fantástico.
Gracias a los organizadores porque pasamos una noche inolvidable con Lupi en nuestros corazones.

































sábado, 26 de septiembre de 2015

La Feria.






Huele a feria en nuestro pueblo. Este año será entre los días 8 y 11 de octubre. Y ya se empiezan a ver atracciones...
Nuestra feria ya ha terminado, Cádiar se queda en pleno otoño como vacío... Ha sido fantástica como siempre. Y ahora a esperar de nuevo con ilusión nuestra feria...
Gracias a la Comisión y a los Mayordomos por seguir manteniendo nuestra ilusión...
Gracias a I love Alpujarra, a Javi y a alguna persona más que le haya podido coger alguna foto...




Sesiones de 45 minutos..





Los que hayan tenido la idea de las seis sesiones de 45 minutos no tienen ni puñetera idea de Educación, ni han hecho su trabajo en un colegio en su vida...Tampoco tienen vergüenza por atreverse a legislar y/u organizar en algo tan sensible co,mo es el aprendizaje - enseñanza de los niños..., que son el futuro del mundo... Ya me gustaría verlos a ellos metidos en una clase... . Es muy fácil pensar en un despacho, desde un sillón mullido y tras una bonita mesa. 

No tengo palabras para expresar mi sentimiento de frustración ante un nuevo cambio que no sirve para nada!!! Pobres criaturas!!!  Y si además el centro tiene varios edificios y en cada sesión los especialistas van de uno a otro, los 45 se convierten en muy poquita cosa.


Es una locura... Todo va con pinzas... Y que no se te ocurra organizar alguna actividad diferente porque no te da tiempo ni a explicarla... No da tiempo a nada!!! Y los libros repletos de recursos que no podemos emplear!!! Todo estrés: explicaciones, correcciones... Educación de calidad??? Y eso qué es???


 Lo que quieren son borregos que no piensen. Pero conmigo lo tienen claro: mi finalidad es que mis alumnos tengan un pensamiento crítico, creativo, que estén motivados, que en lo posible sean felices y que tengan autonomía en sus vidas.


Ya hace tiempo que debería de haberse hecho un PACTO POR LA EDUCACIÓN y seguramente estaríamos muchísimo mejor.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto.


Las relaciones emocionales establecidas en la infancia conforman gran parte del futuro de una persona. Así, aunque tradicionalmente lo racional ha marcado la educación, las habilidades emocionales y sociales se hayan fuertemente vinculadas con las racionales.
Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto
Lo que alienta a educar el corazón es la idea de que si hoy nos ocupamos de lasemociones, mañana reduciremos la incidencia de problemas derivados de emociones conflictivas. Estos problemas pueden ser simples y cotidianos o verdaderamente graves como la violencia, el suicidio o el consumo de drogas.
Digamos que a través de la educación emocional desarrollaremos un yo sano que determine la liberación y la madurez emocional, obteniendo la sensación de eficacia y de autorrealización.
Otra de las razones por las que debemos educar el corazón para poder desarrollar la mente es que la plasticidad neuronal propia de la infancia nos ayudará a moldear el desarrollo cerebral, fundamentando así el desarrollo de circuitos saludables.

La práctica hace al maestro

Lo que más nos importa es trabajar los momentos en los que nos atrapa una emoción, pues es entonces cuando podemos aprender a gestionarlas bien. O sea, que el aprendizaje es mayor a través de la práctica dado que las emociones son algo intangible o abstracto que puede resultar complicado entender sin tener algo con lo que experimentar.
Por ejemplo, los niños a los que se les reconocen las emociones negativas como la ira o el enfado aprenden a regularlas mejor y a afrontarlas con éxito. Sin embargo, tristemente, lo habitual es enfrentar las emociones de nuestros niños; es decir, que si ellos se enfadan, nosotros les castigamos o nos enfadamos con ellos como respuesta.
Esta reacción adulta hace que los niños saquen la conclusión de que no deben compartir ciertas emociones y, como consecuencia, acaben desconectándose de ellas. Esto no ocasiona que la emoción desaparezca en ese momento, sino que produce un entorpecimiento de la confianza entre el niño y sus cuidadores.

Educar el corazón, una grata tarea

Si bien el término educación emocional resulta muy atrayente, debemos tener cuidado a la hora de llevarla a cabo. Ni todo vale ni nada queda. O sea, que al igual que enseñamos con sumo cuidado a sumar y a restar, debemos implicarnos en instruir al corazón.
La idea es que el niño aprenda a identificar las señales que nos ofrecen nuestros sentimientos y las usen como base para tomar decisiones adecuadas al clima afectivo que se respira en el entorno.
Para esto, debemos transmitir un mensaje claro a los niñostodos los sentimientos están bien, son las conductas las que pueden estar mal. Es clave para el desarrollo emocional percatarse de que todo el mundo siente en alguna ocasión celos, avaricia, desilusión, etc. Sin embargo, lo importante es que se familiaricen con ello y aprendan a expresarlo de la manera adecuada.
Para lograrlo debemos preocuparnos por proporcionarles herramientas que les ayuden a llevarlo a la práctica. Esto es de suma importancia dado que hay muchos niños que temen sus sentimientos, ya que se sienten incapaces de separarlos de su conducta.
Es decir, es muy importante que el niño comprenda que si en alguna ocasión se le ha castigado al expresar la ira, no hay sido por la emoción en sí sino por su conducta. Para ello podemos contarles historias en las que un niño haya sentido esa emoción y su manera de resolverlo, invitarles a que nos cuenten sus vivencias, a que nos hagan un dibujo o que escriban acerca de ello.
A partir de ello el niño tiene que aprender a calmarse antes de pensar y de actuar. Está bien que se enfade o sienta celos, pero tiene que reconocer que la activación que siente se deriva de la emoción (independientemente de cuál sea esta).
O sea, no se trata de decir a los niños que se calmen, sino de invitarles a comprender que ciertos estados emocionales son displacenteros para todos. Así, para controlar el comportamiento que deriva de su emoción tienen que comprender que deben tratar su entorno como quieren que su entorno les trate a ellos.
Cualquier estrategia que implique juegos, cuentos y dinámicas divertidas es adecuada para fomentar los principios que hemos comentado. En este sentido, les ayudaremos a desarrollar su capacidad de pensar y planificar de tal manera que puedan evitar situaciones complicadas y desarrollarse felizmente.
Ecoportal.net

Cinco claves para que los niños disfruten leyendo.


Leer no es sólo entender letras escritas, es descubrir nuevos mundos, imaginar, experimentar…¿Cómo podemos hacer que los niños disfruten leyendo?

Si hay algo que me vuelve loca desde pequeña es el placer de leer un buen libro. No importa
 si es una historia nueva o si ya la conozco, pero debe ser un libro de papel, con páginas que
 tocar y oler. No es que desprecie los libros digitales, nada más lejos de la realidad, pero 
para mí es un ritual: ir a la habitación, ajustar la luz, tocar el libro, buscar la página y 
olvidarme del mundo.
Creo firmemente que transmitir el placer de la lectura es uno de los regalos más significativos 
que podemos dejar a nuestros niños. A través de la lectura los niños pueden descubrir el 
mundo, su cultura y los contenidos académicos, pero también pueden viajar, imaginar y
disfrutar. Por esta razón tenemos que leer con nuestros niños y niñas..
Tienen que descubrir el propio de placer de leer en soledad. 
Ellos, un libro y tiempo para leer. Sumirse en una complicidad absoluta entre ellos y sus 
propios libros, con la dificultad que conlleva entender cada mensaje sin que nadie lo aclare, 
intentando adelantarse a la historia, planteando nuevas hipótesis, leer por el puro placer de 
hacerlo.

¿Cómo puedo ayudar a disfrutar de la lectura?

Ads by Hold PageAd Options
Para que los niños despierten el gusto por la lectura es evidente que ésta no debe significar 
una aburrida obligación, no se trata de saber descodificar un lenguaje escrito, sino de 
emocionarse con el mensaje descubierto. No es lo mismo leer y entender que “Alicia viajó 
a un país maravilloso”, que imaginar cuan maravilloso sería este país y ansiar más 
información sobre el tema. Por eso creo que existen cinco puntos claves que pueden ayudar 
a los peques a descubrir el placer de leer.

1. Sé positivo ante el momento lector.

Esto implica una actitud positiva, tanto en el momento de narrar como en los momentos que 
preceden a la lectura. Nuestro modo de proceder suele ser ejemplo, si quieres que los niños 
adoren leer, debes adorar la lectura.

2. Pon libros en sus manos

Leer no es sólo identificar letras y formar palabras. Leer es descubrir nuevas formas de 
comunicarse, aprender nuevo vocabulario, descubrir rimas. Para ello no es preciso 
descodificar el código, podemos leer libros de imágenes, incentivando el lenguaje oral, 
asociando ciertos sonidos a sus grafías. El niño “lee” solo, a su manera, por esta razón, 
que los niños tengan libros al alcance de las manos para leerlos en cualquier momento 
puede ser altamente beneficioso y además les encanta.

3. Escucha sus versiones

Cuando el niño cuenta unos de sus libros de imágenes y cambia la historia pre-establecida, 
está imaginando y creando algo nuevo. Este proceso creativo es una buena forma de 
expresar aquel vocabulario que ha ido aprendiendo, por tanto es una buena herramienta para 
medir su desarrollo del lenguaje.

4. Déjale elegir

Recuerda que a ti no te gustan los mismos libros que a otras personas, incluso que no todos 
los días te apetece el mismo tipo de libro. Lo mismo pasa con los niños. Si quieres que el 
peque disfrute de la lectura, déjale elegir. Es evidente que existen libros que no son 
adecuados según la edad, por eso debemos tener especial cuidado en el tipo de libros que 
nuestros peques tienen al alcance de su mano. Deja que participe en la elección de libros y 
razona con él dicha elección.

5. Participa en su lectura

Aunque los peques precisen de un tiempo para ellos mismos, les gusta contar aquello que 
han estado leyendo. Escúchale, plantea dudas, intercambia impresiones. Esto nos ayudara 
a entender que el hecho de leer solos no nos aleja de ellos, sino que nos acerca de otro 
modo.


Contenido copiado y transformado de: http://www.educadiver.es

La Justicia no era ciega, era analfabeta. (Vallamos pues por partes)


Por Lucas León Simón

El asunto no es ya una mera cuestión de intereses partidistas o afinidades ideológicas. Es de mucha mayor trascendencia: se trata de una cuestión estética.
¿Puede todo un magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, designado como ponente del mayor caso de corrupción que se conoce en nuestro país, cometer cincuenta faltas de ortografía en el escrito en  el que “tiene el honor de informar” que no piensa abstenerse en el caso, pese a estar recusado por cuatro acusaciones populares y cuestionado además por la Fiscalía Anticorrupción?
Pura estética. El juez, apoyado y defendido por el PP en toda su carrera, viene ahora a poner el estrambote a la situación de la Justicia en nuestro país, parte integrante de la “Marca España”: faltas de ortografía de alumno de Primero de ESO, faltas de concordancia, mayúsculas que faltan, verbos mal conjugados, vocablos sin acentuar y sobre todo, en plano estilístico, mucha chulería, arrogancia “marca de la casa” (el PP) y absoluta necesidad del suicidio para la globalidad de los miembros de la carrera judicial que albergan al tal energúmeno entre sus cargos de más rango.
Para aprobar una simple plaza de auxiliar administrativo en un ayuntamiento de cuarta se precisa superar una oposición, no cometer más de dos faltas de ortografía en una misma prueba y hacer un examen sobre diecisiete temas que domines al dedillo.
A la luz del escrito del señor magistrado, ¿Cómo ha llegado hasta ahí? ¿Cómo ha aprobado sus oposiciones con  ese bagaje mental y cultural? ¿Cómo ha superado los exámenes de la carrera de Derecho? ¿Estaba ya el PP al control de ese desaliño con futuro partidista?
La composición del Tribunal Constitucional, “criada para todo del Gobierno”, estuvo cuatro años bloqueada porque  el Partido Popular exigía el nombramiento de esta “pieza” o leche de sus ubres, sin que se acreditará un mínimo de años indispensables en su profesión para determinar la idoneidad de sus capacidades y conocimientos. Uno de los muchos pactos o tejemanejes, mucho más habituales de lo que los ingenuos votantes piensan, desbloqueó el asunto y este émulo de George Clooney fue investido como uno de los honorables miembros que velan por nuestra Carta Magna. ¡La pobre!
El sábado final de una Feria de Córdoba fue visto tomando numerosas copas en la caseta ferial de un partido político. ¿De cuál? ¡Bingo, “La Gaviota”, del PP! En la madrugada siguiente fue detenido en el Paseo de la Castellana de Madrid conduciendo su moto de gran cilindrada, dando una tasa de alcohol el triple de la permitida y sin el casco reglamentario. El casco fue encontrado en otra caseta de feria al día siguiente.
Es decir, que el magistrado que va a juzgar a la mayor trama de corrupción multimillonaria que se ha dado en este país, no sólo comete 50 faltas de ortografía en un escrito, sino que conduce cuatrocientos kilómetros con una sangre bañada en alcohol, exquisitamente ferial.
La “Marca España” es algo proteico,  que se compone tanto de toros de la Vega, de Marilós al micrófono  como de jueces sin casco. No me atrevo a decir sin cabeza, pero puede.
¡Vallamos pues por partes!


Categorías:EL COMUNISTAESPAÑAOPINIÓN

domingo, 13 de septiembre de 2015

Carta abierta a los líderes de los estados miembros de la Unión Europea Copias enviadas a los gobiernos de Suiza, Noruega, Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), Serbia y al presidente de la Comisión Europea.


Sr. Mariano Rajoy: las vallas de Europa matan. Hay que garantizar vías de acceso legales y seguras.

Viernes, 11 de septiembre de 2015

Le enviamos hoy esta carta junto con un chaleco salvavidas que perteneció a una de las 15.000 personas que han sido rescatadas en el Mediterráneo desde el pasado mes de mayo por Médicos Sin Fronteras (MSF). Este chaleco salvavidas es de mala calidad, pero era la única seguridad con la que contaba ese hombre, esa mujer o ese niño mientras intentaba cruzar el mar para llegar a Europa.
A veces, en estos chalecos, se pueden leer oraciones, o números de teléfonos de familiares y amigos con los que contactar en caso de que no lo logren.

Este chaleco nos recuerda que las personas que emprenden estos viajes son plenamente conscientes de los riesgos que asumen, y nos muestra la desesperación que deben sentir para exponerse, tanto a sí mismos como a su familia, a ese gran peligro.

Desde MSF estamos tratando las consecuencias médicas que esta clase de viaje provoca en las personas: hipotermia y deshidratación; pero también condiciones agudas que requieren evacuación médica, tales como shock séptico, neumonía y heridas causadas por el abuso y la violencia...
Estamos intentando mejorar las condiciones de vida de las personas varadas en Grecia, Italia, ARYM y Serbia. Pero todo nuestro trabajo solo es un parche que tapa los vacíos dejados por estados que no están dispuestos a cumplir con sus responsabilidades o no son capaces de hacerlo.

Muchas de las personas que rescatamos huyen de la guerra, la opresión y la tortura; otras, de la pobreza, la persecución y las violaciones de los derechos humanos. Todas ellas quieren una vida mejor y más segura. Pero sus rutas de salida cada vez son más escasas, ya que los países que acogen refugiados, como el Líbano, Turquía y Jordania, están desbordados.

El mundo se enfrenta a la peor crisis de desplazados desde la Segunda Guerra Mundial. El conflicto en Siria no muestra signos de mejora.
Sin embargo, Europa está cerrando sus fronteras. Las categorías “migrante”, “refugiado” o “solicitante de asilo” no describen de manera adecuada o justa la realidad que empuja a estas personas a embarcarse en un largo y peligroso viaje. Cada persona tiene una historia diferente por la que se ha visto obligada a arriesgar su vida para llegar a Europa. Si una persona necesita cuidado médico, comida, agua o cobijo, debe recibir esa asistencia sin importar su estatus legal.

Cuando los ministros se reúnan otra vez este lunes en una nueva cumbre sobre la llamada "crisis migratoria", tengan en cuenta que las decisiones adoptadas hasta la fecha en las cumbres anteriores han fracasado en el intento de mejorar esta situación.
Incluso algunas medidas la han empeorado: las vallas y la recogida forzosa de huellas dactilares solo provocan que la gente busque rutas clandestinas y cada vez más peligrosas.

Celebramos la reciente decisión de algunos estados miembros de la UE de abrir sus fronteras y ayudar a frenar el sufrimiento de aquellos que cruzan el continente por vía terrestre; pero se siguen perdiendo vidas en el mar, en la parte trasera de los camiones y en los campamentos donde la gente vive en condiciones inaceptables en el corazón de la Unión Europea.
Es hora de poner fin a estas políticas de freno. Han convertido una afluencia previsible y manejable de personas que huyen para sobrevivir en una tragedia humana en las playas, las fronteras, los andenes y las autopistas de Europa. Están poniendo en peligro el derecho a solicitar asilo. El enfoque actual de “no-recepción” y cierre de fronteras está causando muerte, daños y caos.

Europa tiene ante sí un número creciente de personas que buscan asistencia y protección. Son solo una pequeña parte de los millones de personas que huyen de un sufrimiento intolerable. No importan los obstáculos, van a seguir viniendo. No tienen otra opción. Las políticas actuales son insostenibles a la hora de gestionar esta situación.
La única manera de que Europa pueda evitar que esta crisis empeore en su territorio es intentar acabar con los contrabandistas, proporcionando una alternativa segura, legal y gratuita de entrada. Le pedimos que proporcionen una ruta segura. El cruce tanto de fronteras marítimas como terrestres debe ser autorizado a los solicitantes de asilo que llegan a la UE o que ya están en ella.

Se deben poner en marcha con urgencia todas las formas de acceso legales que permitan a los refugiados llegar a Europa, y hay que encontrar soluciones eficientes para reubicar a los solicitantes de asilo de un Estado miembro de la UE a otro.

Se debe ofrecer acceso a unos procedimientos de asilo coherentes, así como asistencia en los puntos de entrada, por toda Europa y a lo largo de las rutas migratorias. A la llegada de los refugiados, hay que proporcionar un registro rápido y una protección temporal. Deben crearse vías de migración legales y ofrecerse condiciones de acogida dignas para todos.

Hay que conseguir que este chaleco salvavidas sea innecesario y sustituirlo por alternativas humanas y dignas.

Atentamente,

José Antonio Bastos
Presidente de Médicos Sin Fronteras España

Algo va a pasar, ya lo verás. Luis García Montero.

Artículo de García Montero.


Las crisis económicas nos recuerdan que los seres humanos somos la principal mercancía de las sociedades en las que habitamos. Debajo de las banderas, las constituciones, las leyes nacionales, los convenios internacionales, los himnos y los grandes discursos, se oculta un proceso de mercantilización de las almas y los cuerpos.

La economía y la política neoliberal nos convierten en números. Somos una cifra de consumidores, trabajadores, jubilados, desempleados, hambrientos, usuarios de hospitales o comedores sociales, funcionarios, clientes, alcohólicos, desahuciados, estudiantes, analfabetos, emigrantes, refugiados, víctimas en los accidentes de tráfico, casados, nacidos y muertos. Los especuladores hacen sus negocios con las posibilidades que ofrecen estos números.

Los cálculos estadísticos, que pueden ser una forma de denuncia abreviada contra la desigualdad y la injusticia, acaban suponiendo una estrategia de olvido. Son un recurso decisivo de la mercantilización. Nadie se compadece de un número y las cifras resultan un saco sin fondo en el que se esconden las experiencias individuales. Por eso conviene colocar junto a los números las letras de una literatura capaz de contarnos la vida por dentro.

El narrador Christos Ikonomou ha contado la crisis griega en una colección de relatos titulada Algo va a pasar, ya lo verás(Valparaíso, 2015). Está bien vivir los recuerdos y la realidad cotidiana de los seres humanos para comprender lo que hay detrás de las operaciones de los bancos, los acuerdos de Bruselas, la negociación de los gobiernos europeos y las directrices delFondo Monetario Internacional.

Las preocupaciones económicas van desgastando el amor y corrompiendo el carácter. Bajo las multiplicaciones, las restas y las sumas, hay una mujer estafada, una pareja que está a punto de perder su casa, un padre que no puede alimentar a su hijo, un trabajador despedido, un joven sin esperanzas, un inmigrante expulsado y un fabricante de cubitos de hielo que recita poemas de Miguel Hernández mientras observa cómo se deshacen en agua las formas de vida, los derechos sociales y los trozos de sumundo.

Hay también un grupo de cinco ancianos en las puertas de un hospital. Forman una cola en la noche, necesitan conseguir un buen puesto para ser tratados cuando por fin se abran las puertas.Ellos mismos se convierten en número, son un lugar en la cola. Por fortuna para los lectores se trata de una noche muy fría y tienen la ocurrencia de hacer una hoguera con un bidón, cartones y maderas. Junto al fuego, dejan de ser simples números. Las palabras de sus conversaciones empiezan por devolverles la condición de enfermos.

El número 1 es una persona casi ciega por culpa de un glaucoma. El número 2 no puede mantenerse de pie por culpa de una ciática. El número 3 es un corpulento sesentón con unpólipo en el intestino. El número 4 tiene piedras en el riñóny el número 5, el que había llegado el último, es ya un preguntón, alguien capaz de limpiarse las gafas para ver mejor y de interesarse por las historias personales y sus desenlaces.

El reconocimiento de la propia debilidad, el propio frío, abre la puerta a los recuerdos, los amores, las ilusiones, los golpes de fortuna, las pérdidas y la conciencia estremecida de sentirse algo más que un número en una estadística o en una cola. Las cifras tienen vida humana por dentro.

La lectura de Christos Ikonomou ayuda a conocer la realidad humana que se vive en Grecia bajo los escombros de la política europea. Y ayuda también a recordar que los seres humanos no pueden reducirse a la mercantilización de los que convierten las almas homologadas y los cuerpos en negocio.

Por la calles no caminan mercancías. Camina el hombre que acaba de ser diagnosticado y necesita tratamiento. Camina la mujer que se acerca a una entrevista de trabajo. Camina la estudiante que espera una beca. Camina el joven que mañana buscará por internet un billete barato de avión para irse de España. Camina la pareja que lleva un año sin hacer el amor por los traumas y rencores que provoca el desempleo. Caminan seres humanos felices, tristes, generosos, mezquinos, leales, traidores, honrados, deshonestos. Caminan lectores curiosos que llevan en el bolsillo un libro para conocer la vida de los demás por dentro. Por ejemplo: Algo va a pasar, ya lo verás